SONORAMA

Noticias

Entrevista con director de Metegol, Juan José Campanella

2014-01-29 11:15:14

compartir
Foto 1 DE 1
La web www.fanaticosdelcine.pe entrevistó al director ganador del Oscar, Juan José Campanella, quien habló de su primera cinta animada, Metegol.
 
Juan José Campanella: “Metegol los hará reír y emocionar”
 
Juan José Campanella es uno de los directores más respetados en nuestro idioma y prueba de su enorme talento es la cinta argentina ganadora del Oscar, El secreto de sus ojos. Tras semejante triunfo, todos estaban a la expectativa de lo que sería su próxima película y la curiosidad se multiplicó cuando se anunció que su nuevo proyecto era nada menos que la cinta animada Metegol.
 
Precisamente a poco de estrenarse Metegol en nuestro país tuvimos la oportunidad de conversar telefónicamente con Juan José Campanella, quien nos reveló detalles de su esperadísima aventura animada.
 
Al Pacine: A muchos sorprendió que después de ganar el Oscar por El secretos de tus ojos, te has decidido que una cinta animada como Metegol sea tu siguiente película. ¿Qué fue lo que te llevó a decidir que Metegol sería tu próximo proyecto?
Juan José Campanella: En realidad El secreto de sus ojos y Metegol nacieron casi en paralelo. Cuando ganamos el Oscar estábamos a 15 días de empezar la producción de Metegol que la veníamos trabajando desde 2007. Metegol surge en realidad por las ganas tremendas que tenía de hacer animación. Había notado que estas películas empezaban a tocar temas no solo para niños y yo quería formar parte de eso.
 
Al Pacine: Metegol precisamente sigue esa tendencia de no ser una película únicamente pensada para los más pequeños…
Juan José Campanella: Todavía existen películas pensadas sobre todo para niños como Mi villano favorito o Lluvia de hamburguesas, pero me interesa lo que hace Pixar, con cintas que los chicos adoran pero que son también buenas experiencias para los padres. A eso apuntábamos.
 
Al Pacine: ¿Escogiste como tema el fútbol porque te interesaba como tema o como una manera de acercarte más al público?
Juan José Campanella: No podría hacer una película pensando solo en el público si a mí no me gusta. Dicho eso, el fútbol es el contexto pero no el tema de la película. Yo por ejemplo no soy futbolero, ni siquiera soy hincha de algún equipo, pero acá me proporciona una herramienta para hablar del tema principal, que es la pasión. El fútbol es complicado dramáticamente, no es como el box donde vez a Rocky perdiendo, saca una mano y gana. En cambio en el fútbol todo es más lento y por eso no le ha ido bien en el cine. Me atrevería a decir que Metegol es la primera película exitosa de fútbol.
 
Al Pacine: Para Metegol pudiste convocar a gente que ya había trabajado previamente en películas animadas de Hollywood. ¿Cómo hiciste para juntar tanto talento?
Juan José Campanella: De las 487 personas que trabajaron en la película, los únicos que tenían experiencia previa eran Sergio Pablos que fue director de animación en Disney y unos cuantos animadores. Ellos nos sumaron sus conocimientos pero la mayoría eran talentos que venían de otros campos, como la publicidad o el cine con actores. Para la gran mayoría fue una aventura, como si estuviéramos en medio del bosque con un machete abriéndonos terreno. Fue todo un reto pues no queríamos salir con una película que no tuviera los estándares de Hollywood.
 
Al Pacine: ¿Qué tan diferente y complicado te fue pasar de dirigir películas con actores de carne y hueso a hacer Metegol?
Juan José Campanella: El primer año del proyecto me lo pasé buscando un lenguaje en común con los animadores a quienes los trataba como mis actores y usamos como referentes mucho cine antiguo no animado. Empecé a revisar películas de Frank Capra y Orson Welles que tienen un uso de los primeros planos muy potentes. La sufrí mucho al principio.
 
Al Pacine: ¿Y esto trajo alguna complicación inesperada o retrasos?
Juan José Campanella: No, felizmente en la animación los procesos tan lentos que uno puede aprender la lección hasta cuatro veces antes del siguiente examen. Más que nada lo que demoró al principio fue encontrar el estilo de actuación. La influencia de Disney es de una cosa más sobreactuada. Por ejemplo vimos el Otelo de Orson Welles y le encontramos un gestito muy pequeño que se lo quería poner a un personaje y tuvimos que analizar cómo funcionaba muscularmente para decodificarlo. A un actor de verdad le dices qué debe expresar pero no le dices ‘ahora baja la ceja izquierda’, en cambio en animación sí se puede.
 
Al Pacine: ¿Cómo es que se decidió el diseño de los personajes? Tienen un estilo bastante retro…
Juan José Campanella: Están basado en ´metegoles´ reales, y de los antiguos, desde ese punto de vista tienen una apariencia bastante fiel.
 
Al Pacine: ¿Metegol está pensada como una franquicia o es una historia pensada para una sola película?
Juan José Campanella: Yo la traté como una sola película, sin pensar en lo que vendría después o posibilidad de una secuela, eso es algo que se verá dependiendo cómo le vaya a esta en la taquilla, entre otros factores. Recién se está estrenando en Latinoamérica y por ahora le está yendo muy bien. Si todo sigue así llegará el momento de pensar en el aspecto creativo, que para mí es muy importante porque las secuelas buenas toman su tiempo de maduración, tienen que contar algo, no solo más de lo mismo.
 
Al Pacine: ¿A ti te gustaría volver a dirigir una película animada o te vas a tomar tu tiempo para regresar al cine con actores de carne y hueso?
Juan José Campanella: Nuestro estudio sigue adelante, con varias ideas para próximas películas animadas, pero al menos yo como director no creo que mi siguiente filme sea animado, me gustaría sí, pero será más adelante, todos hemos aprendido mucho y lo haríamos mejor.
 
Al Pacine: ¿Puedes invitar a los peruanos a ver Metegol?
Juan José Campanella: Me encantaría invitarlos a que vean Metegol, creo que se van a encontrar con una película que no solo los hará reír, también los va a emocionar, se engancharán con la historia y tendrán una película que, a quienes les gustaron mis anteriores cintas, tiene los mismos elementos. Creo además que es motivo de orgullo pues demostramos en Latinoamérica que podemos hacer películas de este nivel.