SONORAMA

Noticias

La hija de Robin Williams recordó al actor con este mensaje esperanzador

2015-09-07 16:38:27

 

Ha pasado más de un año, pero no logra superar totalmente la muerte de su padre. Zelda Williams, hija del fallecido actor Robin Williams, utilizó su cuenta en Instagram para dar un mensaje de esperanza para aquellas personas que sufren de depresión, razón que llevó su padre a quitarse la vida.

 

“Pasé esta noche riendo bajo un cielo claro y frío lleno de estrellas junto a gente que quiere simplemente para presenciar algo hermoso. Admiramos la luna y nos reímos y estoy agradecida por cada segundo. Me di cuenta este año que me sentía motivada a compartir aquí, para quien lo necesitara: evitar el miedo, tristeza o rabia no es lo mismo que ser feliz. He vivido mi tristeza cada día, pero ya no la resiento. En vez de eso, intento que los momentos de dicha no sean para olvidar, sino para vivir la felicidad por sí misma. No es fácil. De hecho, diría que requiere más esfuerzo que el mantenerse triste, pero desde mi corazón, no puedo decirles cuánto lo vale. Para aquellos que sufren de depresión. Sé cuán oscuro e interminable puede parecer el túnel, pero si la felicidad parece imposible de encontrar por favor aférrense a la posibilidad de la esperanza, así sea muy tenue. Porque les prometo que hay suficientes noches bajo la misma luna brillante para que todos compartamos, no importa cómo o cuándo encuentren el camino hasta ella”.

 

Esta no sería la primera vez que Zelda utiliza una red social para dar a conocer sus sentimientos. Según El País, en agosto de 2014, cuando falleció Robin Williams, ella escribió en Twitter: “Aunque nunca, nunca podré entender como alguien que era amado tan profundamente no encontró en su corazón las razones para quedarse en este mundo, al menos en algo me consuela saber que nuestra pena y nuestro duelo son compartidos con millones de personas”.

 

 

Moonrise on the lake I spent this night shivering and laughing under a clear, cold sky full of stars with people I love just to witness something beautiful. We mooned the moon and laughed ourselves hoarse, and I'm so incredibly grateful for every silly second. I came to a realization this year that I feel compelled to share here, for whomsoever may need it: Avoiding fear, sadness or anger is not the same thing as being happy. I live my sadness every day, but I don't resent it anymore. Instead, I do it now so that the wonderful moments of joy I do find are not in order to forget, but to inhabit and enjoy for their own sake. It's not easy. In fact, I'd say it takes much more effort to consciously do than it does to just stay sad, but with all my heart, I cannot tell you how worth it it is. And for those suffering from depression, I know how dark and endless that tunnel can feel, but if happiness seems impossible to find, please hold on to the possibility of hope, faint though it may be. Because I promise you, there're enough nights under the same yellow moon for all of us to share, no matter how or when you find your way there.

Una foto publicada por Zelda Williams (@zeldawilliams) el


Foto: Instagram.com/zeldawilliams