SONORAMA

Noticias

Toño Jáuregui relata su encuentro con Paul McCartney

2015-03-12 09:32:29

 
Toño Jáuregui publicó en su página de Facebook cómo fue el encuentro que tuvo con Paul McCartney y qué palabras cruzaron. El cantante peruano se encontraba en Londres y después de salir de la oficina de su cuñado, en la calle Oxford Street, vivió uno de los momentos más emocionantes de su vida. El exintegrante de Libido contó su experiencia:
 
“Cerca del mediodía, luego de toda la demora por el trámite que realizamos juntos, salimos de su oficina y caminamos hacia la izquierda en dirección a una avenida llamada Oxford Street. A tan solo unos 20 metros de ahí apareció como una alucinación una persona y en ese segundo, mientras yo empezaba a procesar que la persona que estaba viendo era ?‎Paul McCartney?, oímos un grito: “Mierdaaaa!!”. A pesar de que mi esposa no es fanática de Los Beatles como yo, ella no podía creer que teníamos a Paul McCartney, uno de los músicos que más admiro y del cual soy fan desde niño, en frente de nosotros y contagiada por mi pasión por ellos no pudo contener esa reacción.
 


 

Paul agachaba ligeramente la mirada para leer la portada de un periódico que estaba en un stand en la calle y por obvias razones, Paul detuvo esa acción y alzó su mirada. Farrah, muy avergonzada siguió caminando y yo me quedé paralizado sujetando el coche de Luciano, como si el tiempo se hubiese detenido. En ese momento, Paul dirigió la mirada hacia mí y de manera instantánea, sonreí y le dije “Hello… how are you?” y el respondió “I´m doing fine”. Seguí avanzando unos pasos y lo vi dejar el periódico para continuar su camino.
 
En ese momento mi esposa me dijo “saca la cámara aunque sea tómale una foto de espaldas” pero no lo hice porque solo quería observarlo. No quise desperdiciar ni un segundo de ese momento mágico. No quería olvidar ningún detalle. Quería vivirlo hasta el final. Y así mientras Paul caminaba por la calle noté que todos lo que venían en dirección contraria a él, ponían la misma cara de asombro y se quedaban quietos. Nadie se le acercó, nadie le habló y al igual que yo todos se iban quedando inmóviles hasta que ya no lo vimos más.
 
¿Tú qué hubieras hecho en su lugar? ¿Le pedías un selfie?